domingo, 9 de noviembre de 2014

AMOR Y PEDAGOGÍA



     ¡Por favor, que nadie se asuste!, no vamos  a comentar ni hacer una crítica de la famosa “nivola” de don Miguel de Unamuno, nuestro más admirado escritor y pensador “noventayochista”; ni, por supuesto, poner en tela de juicio el neopositivismo y el krausismo, como modelos pedagógicos novedosos de comienzos del pasado siglo; como tampoco es nuestro deseo ahondar en las controversias que suscitan las actuales corrientes “neolaicistas” y “relativistas” que, para ello, ¡faltaría más!, Doctores tiene la Santa Madre Iglesia…

     Extraño preámbulo, pensarás, a la idea que deseamos hacerte llegar, querido lector, que no es otra que la de “poner en valor” – conforme a la cursilería de tan manida expresión – una de las actividades culturales que, sin duda, más están contribuyendo a dar a conocer a Torrijos a nivel provincial, regional e incluso nacional… Nos estamos refiriendo ¡cómo no! a los Festivales Medievales “Crónica del rey don Pedro I” que ha superado brillantemente su novena edición y que (D.m.) cumplirá su primer decenio en junio de 2015.


     
Decir que la última “Crónicas” – como popularmente se conoce el evento – ha superado con creces lo que nos planteábamos como misión imposible, es una obviedad fácilmente constatable. Hemos recibido mayor afluencia de público y superado el número de 360 figurantes y actores del pasado año.

     Pero, tan malo es “dormirse en los laureles” como prescindir del sano ejercicio de la autocrítica; y, en este sentido, reunidos nuestro Alcalde, el Concejal de Cultura y el Presidente de esta Asociación, dos días después de finalizada a edición, esbozaron las bases que sustentarán la décima edición de “Crónicas” mediante la incorporación de interesantes y sorprendentes novedades, que ya desvelaremos, tiempo al tiempo…


     
Cabe destacar el gran protagonismo que está asumiendo, año tras año, la participación de los niños, nuestro gran y prometedor presente y futuro de los festivales, sin duda, ya sea en los grupos de caballeros participantes en los torneos infantiles y “Arqueros de Pedro I” como en los grupos teatrales “Comiquillos de la legua”, del Colegio Santísimo Cristo de la Sangre; Grupo de Teatro “Colegio Villa de Torrijos”, Escuela de Teatro Municipal de Oropesa; los grupos de baile “Portal Oriental”, “María Victoria” y “Valdeolí”. Para la próxima edición, dicha participación se verá incrementada con diversas actuaciones de los alumnos del Colegio “Lazarillo de Tormes”…

     Por otra parte, cabe destacar el rotundo éxito del Certamen Literario, no sólo en cuanto al número de trabajos presentados, sino por la calidad de los mismos.

     Una vez más Crispín y sus “juglares cazurros” animaron con su particular humor el ambiente festivo de las calles del casco viejo, los torneos, las actividades, la “Cena Medieval”. “¡Tú sí que vales, Crispín…!”, a pesar de arrastrar evidentes problemas físicos…

     “Carpe Diem”, una vez más, ha protagonizado las representaciones escénicas “de mayor enjundia”, junto a esas extraordinarias actrices de “La Fuentecilla”. ¡Cuánto nos gustaría contar con más participación de esa emblemática Asociación de Mujeres Torrijeñas…! Siempre hemos creído, creemos y creeremos que todas y cada una de las Asociaciones de esta villa tiene cabida en la organización y desarrollo de este magno acontecimiento cultural que tanto contribuye a darnos a conocer. Reiteramos: todas y sin excepción.


     
A las Asociaciones y grupos participantes vaya desde aquí nuestra más sincera enhorabuena, amén de una mención muy especial a “Milites Xorxi”, por su segundo año de “independencia”, y a la Asociación “Amigos de la Cuchara”, por la felicísima iniciativa del “Cocido Solidario”, por cierto más que exquisito…

     Prometemos entrevistarnos con todas las Asociaciones que aún no se han integrado. No es gratuito insistir en que cada una de ellas puede aportar iniciativas y actividades insospechadas: “Querer es poder”…

     Conviene no olvidar que, detrás de todos los éxitos de las Jornadas Medievales Torrijeñas hay una ardua labor tan callada como ignorada por el gran público, tarea imprescindible con la que justificamos el título del presenta artículo “Amor y Pedagogía”; conceptos íntimamente relacionados. Y como “el orden de los factores no altera el producto”, empecemos con Pedagogía, etimológicamente relacionada con la formación de “paidos”, niños… Y nuestra campaña educativa tiene en Julián Álvarez Panadero el primer eslabón de la cadena. Sus magníficas grabaciones audiovisuales de las distintas secuencias de las jornadas sirven de ilustración a las charlas que impartimos entre los escolares de los Ciclos Medio y Superior de los colegios torrijeños. “Conocer es amar”. Y nos llama poderosamente la atención, animándonos a perseverar en este empeño educativo, el interés que despierta en estos pequeños los episodios de “Crónicas”. “Para muestra, un botón”: la masiva participación en el Certamen Literario, una de las actividades más importantes, y que, en calidad de miembros del Jurado Calificador, confesamos pasar un mal rato a la hora de seleccionar los trabajos ganadores por mor de la calidad de los mismos…

     Ya sabemos que en nuestra Región hay festivales y otros de recreación histórica de diversa temática de reconocida categoría y sobrados méritos. ¡Qué hablar del de Oropesa, o los de Montiel y Consuegra, entre otros…! Pero, los torrijeños, soslayando la falsa modestia y sin que suponga menoscabo alguno para los magníficos festivales anteriormente citados, podemos afirmar y afirmamos que ninguno de ellos ofrece el rigor histórico, fidelidad textual y base documental que presenta “Crónica del rey don Pedro I”, como así ha sido reconocido por intelectuales, responsables políticos y público en general.


     
Y para los agoreros, “¡que haberlos haylos como las meigas¡”, que critican de repetitivo e inmovilista nuestro evento, podemos argumentar que, cada año, hay aportación de novedades, entre otras: los primorosos conciertos de música medieval a cargo de Eduardo Paniagua y su conjunto, representaciones teatrales, exhibición de lucha cuerpo a cuerpo por el “Clan Vikingo”, “La Danza de la Muerte”, Exposiciones Fotográficas – que para eso tenemos un equipo de fotógrafos maestros en su buen hacer, con Fernando, Justi y Jesús -, recitación del “Romancero del Rey don Pedro”, de Tano García – Page, por parte de Mª del Sagrario Agudo, Presentación de la novela “Memorias de don Gutierre de Cárdenas Chacón, Consejero de los Reyes Católicos”… ¡Eso sí, siempre, en todo momento, sin perder la orientación, la Estrella Polar que guía aquel hecho histórico singular que tuvo lugar en Torrijos en la primavera de 1353…!

     ¡No seamos tímidos a la hora de manifestar con sano orgullo nuestro “torrijeñismo” o amor por Torrijos, por nuestras raíces históricas, costumbres, tradiciones seculares…! ¡Hay que romper, de una vez,  con el manido tópico de nuestra sempiterna apatía por las manifestaciones culturales al considerarlas “pueblerinas”…! Sí, sí, Oropesa y Montiel son localidades pequeñas demográficamente; pero grandes, grandiosas “en su amor por lo suyo”. ¡Y qué decir de la populosa Talavera de la Reina con sus “Santos Mártires” y “Las Mondas”! ¡Por favor, no caigamos en absurdas “modernidades”, despreciando “el ser” que nos define como villa singular…! Mientras tanto, pese a quien pese, ¡con un par de narices!,  este pequeño grupo de “Quijotes” seguirá luchando, sin decaer, día a día, con todas sus fuerzas e ilusión renovadas por defender esos valores culturales que nos identifican y diferencian. ¡Pero, lo confesamos, lo reconocemos sin tapujos: sin vosotros, queridos amigos “no somos nada”,  pluralizando y parafraseando el título del bellísimo tema de “Amaral”.

     Perdonad que reiteremos, una vez más, nuestros dos eslóganes favoritos: “La Cultura une”, “La Cultura vende”...

     Respecto del primero, ¡cuánto nos gustaría ver a alguno de los concejales de la siempre “Leal Oposición”, participando y colaborando activamente en la organización de “Crónicas”; máxime, cuando las primeras ediciones de las mismas fueron realizadas por “obra y gracia” y “genial y tenaz empeño”de uno de los máximos responsables de la misma. ¡Por favor, que nadie se ofenda; nada más lejos de nuestro ánimo está el herir susceptibilidades…! Mas, siempre, desde el ruego y el respeto, apelando al amor que tienen por el pueblo que les vio nacer, deseamos participen; habida cuenta que esta Asociación “Amigos de la Colegiata” tiene como señas de identidad su condición de apolítica y aconfesional, de la que, en todo momento y lugar hacemos gala, y que, en este sentido, siempre hemos puesto nuestros humildes conocimientos e iniciativas culturales al servicio de todas las Corporaciones Municipales, sin distinción de signo político; o lo que es lo mismo, al servicio de la Cultura Torrijeña. Así pues, no entendemos, como tampoco comprenden ni aprueban muchos torrijeños, que no haya tal “conjunción de intereses culturales”, que no son otros que los demandados por la inmensa mayoría de las gentes de nuestro Torrijos. Esperamos y deseamos que tal coincidencia se produzca en esa X Edición. Amén…

     Que “La Cultura Vende” no ofrece duda alguna. Pero, reconozcamos que, en este aspecto, queda aún bastante por avanzar en algunas que otras iniciativas que industriales y comerciantes torrijeños, al hilo de este contecimiento cultural, ¡pese a la aún no superada maldita crisis!, son capaces de llevar a cabo, sin duda, no sólo en el sector hostelero… ¡Amigos de ACOSETO, ánimo, necesitamos vuestra colaboración…!

     De lo que sí estamos firmemente convencidos es que la citada X Edición de “Crónica del rey don Pedro I” va a marcar un hito histórico en ese panorama esperanzador marcado por esa tímida recuperación económica. ¡Vale…, tímida, pero “menos da una piedra”! Los torrijeños nos marcamos un nuevo reto que vamos a superar, ¡qué duda cabe…! ¡La “maquinaria organizadora” se pondrá en marcha una vez finalizada “La Feria de Septiembre”! 


     
Siempre, en todo momento somos receptivos a todas las opiniones y a las sugerencias de nuestro queridos torrijeños. Y algunas de ellas, nos vamos a permitir trasladárselas a nuestro al Excmo. Ayuntamiento:

-         Aumentar el número de jornadas, pasando de las cuatro últimas a cinco – tal vez, hasta una semana - ; teniendo en cuanta que las actividades del domingo son excesivas, “maratonianas”…
-         Extender la ambientación y ornamentación a más calles del casco antiguo torrijeño, aunque suponga una planificación un tanto compleja del tráfico urbano.
-         Crear una Escuela de Teatro Municipal para formar actores, no sólo para “Crónicas”, sino para cualesquiera otras dramatizaciones. Hay que pensar en que el futuro inmediato de “Crónicas” se encuentra en los niños y jóvenes.
-         Sacar las representaciones a la calle, siempre que el tiempo lo permita. El domingo, día de la clausura, el Auditorio estaba totalmente lleno – pasillos y vestíbulo incluidos – y mucho público no pudo entrar.

     ¡Cómo no, finalizamos este artículo con nuestro más profundo agradecimiento a nuestro Excelentísimo Ayuntamiento, especialmente a su Alcalde, al Concejal de Cultura, José Mª Flores García, y al personal del mismo; al Excmo. Ayuntamiento de Oropesa y al de la vecina villa de Quismondo -¡Precioso el tapiz oropesano, con motivos del “Beato”, ubicado sobre la fachada principal de nuestro Palacio! -; a todas las Asociaciones Culturales Torrijeñas y Oropesanas participantes, con sus Dignísimas Autoridades, al frente; a Jesús Pino, familiares y amigos; a los Centros Escolares, a todos los niños y adultos que, en calidad de figurantes, han dado el deseado esplendor al evento; a los vecinos que han engalanado las calles con pendones y gallardetes medievales…! ¡La próxima y trascendental cita, en junio de 2015…! ¡No os lo perdáis…!

      Y como colofón de este artículo, nuestro más ferviente deseo de que torrijeños y forasteros disfrutéis de las próximas fiestas de la Feria de Septiembre 2014 con la sana alegría de siempre. ¡Carpe Diem…!
                             
                           Asociación “Amigos de la Colegiata de Torrijos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada